Archivos de la categoría: Mudanzas Economicas

Sí es posible: Mudanzas económicas

Es probable que no exista algo más tedioso que cambiar de casa u oficina, por todo lo que implica llevar muebles y enseres de un lado a otro. Pero una manera sencilla de hacerlo es invirtiendo en una empresa que ofrezca este servicio.

Dependiendo del volumen de cosas a transportar, distancia y otros factores, se establece el precio. Pero siempre hay maneras de hacer mudanzas económicas y eficientes.

mudanzas economicas

No significa que el cliente debe hacerlo todo por sí solo, sino que aplicando una que otro consejo  abaratará el coste.

Claro está, tanto la compañía de mudanzas como el contratante harán su mejor esfuerzo para que el negocio resulte sin contratiempos y al final ahorres algunos euros.

Consejos para minimizar precios

Es básico que antes de pedir un presupuesto limpies la casa, porque habrá una inspección técnica en la que esos objetos que no necesitarás en la nueva vivienda ocuparán espacio y engañarán la vista del perito, engrosando el precio de la mudanza.

¿Consejos? Regala o dona lo que no uses, ten la casa limpia o lo más despejada posible, lleva en tu coche objetos que no pesen o sean pequeños.

Dentro del servicio ofrecen el embalaje, pero para mudanzas económicas es mejor que te encargues de ello. Busca cajas, mantas y bolsas para que guardes lo que se va en el camión.

También puedes guardar algunas cosas en los cajones o gaveteros, así ahorras espacio y por ende volumen. Eso sí que no sean artículos frágiles que fácilmente se rompan en el trayecto.

No improvises, planifica la mudanza

El montaje y desmontaje de mobiliario es algo que hace menos caras las mudanzas, si el usuario se encarga de ello. Sabemos que la idea es que no te canses en el proceso, pero si quieres pagar poco, entonces toca que colabores subiendo y bajando las cargas.

Nada de esto es improvisado; por el contrario, todo tiene que acordarse con suficiente antelación con el prestador de servicio y quedar asentado en el contrato.

Una alternativa que sin dudas ayuda, sobre todo cuando el presupuesto no da para tanto, es preguntar por las mudanzas compartidas. Aplica cuando no son tantas las cosas a trasladar. Consiste en apuntarse en lista hasta que surja otro cliente interesado en pagar por la misma modalidad.

Pareciera que las opciones no significan relajación durante la mudanza, pero el trabajo en equipo con la compañía contratada alivia un poco el golpe económico.