Archivado con la Etiqueta: mudanzas

Conozca los tipos de mudanzas que existen

El término mudanza es realmente amplio, pues, aunque en su explicación más sencilla se refiere al traslado de pertenencias de un lugar a otro, en realidad existen varios tipos de mudanzas, dependiendo de las características y condiciones de cada cliente. Si está próximo a mudarse, es importante que conozca todas las implicaciones que tiene cada una, para saber qué es lo que más le conviene y qué es lo que mejor se adapta a sus exigencias y presupuesto.

Es decir, saber qué tipo de mudanza es la que se adapta a lo que necesita, va a ser fundamental para la planificación de todo el proceso y es lo que finalmente garantizará que el traslado se realice de manera exitosa.

tipos mudanzas

No hay dos movimientos iguales y el factor más importante para definir su mudanza es la distancia. Algunos movimientos solo se realizan al otro lado de la ciudad, mientras que otros viajan sobre los océanos. Al definir exactamente qué tipo de mudanza tendrá, puede organizarse mejor.

¿Cuáles son los tipos de mudanzas?

1.Mudanzas o movimientos locales. Suelen ser las más sencillas y económicas, ya que cubren una distancia corta. Una mudanza local consiste en una distancia que puede recorrer en una o dos horas, generalmente dentro de una ciudad o entre una ciudad y sus alrededores. Para aquellos que eligen decantarse por una empresa de mudanzas, pueden contratar a los transportistas por horas, en lugar de por días, para obtener ahorros considerables.

2.Mudanzas interestatales e interestatales. Las mudanzas interestatales son aquellas que requieren más tiempo de viaje que una mudanza local, pero aún permanecen dentro de un solo estado o área metropolitana importante y las mudanzas interestatales son las que costarán más y llevarán más tiempo que las mudanzas locales e interestatales por ser de un estado a otro.

3.Mudanzas internacionales. Son las mudanzas que implican traslados de un país a otro, dentro o fuera de la Unión Europea y que emplean en la mayoría de los casos contenedores marítimos para ejecutar el proceso. Si este es su caso le conviene buscar una empresa especializada en la materia y que se ocupe del tránsito internacional. Asegúrese de contactar a las compañías con varios meses de anticipación para que tenga tiempo de programar y comparar precios. 

También, las empresas varían de acuerdo con los tipos de mudanza que va a realizar, es posible que a la persona le interese solo solicitar el traslado o que en el servicio se incluya el embalaje y desmontaje de todos los muebles, así como el desarme de las cajas.

¿Quiere realizar mudanzas Barcelona baratas? Es posible dar con promociones en temporadas específicas o por contratar con mucho tiempo antes. Un consejo general, independientemente del tipo de mudanza que necesite es que se asegure de que la empresa de mudanzas que va a contratar tenga experiencia. Hable con su empresa de mudanzas y con otras personas que hayan realizado movimientos similares para averiguar qué debe esperar y para evitar sorpresas desagradables.

Aprende a contratar una empresa de mudanza

Confiar el traslado de tus muebles a una empresa de mudanza alivia cargas, pero hay que tener cuidado y contratar a una compañía que sea seria y responsable.

Debido al marketing en línea abundan los negocios que ofrecen este tipo de servicios, aunque no todos reúnen los requisitos indispensables para catalogarse como una organización a la que delegues el transporte de cosas tan valiosas como tus pertenencias.

empresa mudanzas

No hay que confiar de buenas a primeras en los que por un precio barato pintan villas y castillos. Recuerda que el ahorro de unos cuantos euros al final podría resultar más caro.

Características de una buena empresa de mudanza

Hay condiciones que deben darse para ser una buena empresa de mudanza; están relacionadas con los aspectos que listamos a continuación.

  • Trayectoria: Cuando una empresa tiene tiempo destacándose en lo que hace, es buena señal. Las opiniones de los clientes son cruciales. Considera que los años de servicio se traducen en experiencia y eso es un punto de referencia para contrastar con el resto de las compañías del mismo oficio.

Gente con amplio conocimiento y bagaje en el mundo de las mudanzas sabes cómo cuidar detalles y hacer fiable cada fase del proceso.

  • Personal propio. Una empresa de mudanza que subcontrate personal deja mucho que desear, pues no sabes en manos de quiénes estarán tus pertenencias.

No basta solo con ver los camiones en los que transportarán la mercancía; es bueno saber que quien lo conducirá y quienes se ocuparán de la carga y descarga darán la cara si algo resultara mal.

  • Presupuesto tras inspección: Qué bueno es llamar por teléfono y que te atiendan, pero solo si lo que solicitarás es la cita para coordinar el presupuesto. ¿Por qué? Pues este último será lo más sincero posible siempre que haya una inspección en el lugar donde está el mobiliario.

Las visitas técnicas son fundamentales para precisar las características del servicio.

  • Seguro de traslado. En el trayecto pudiera suscitarse algún incidente que terminará quebrando o dañando alguno de tus objetos; blinda esta posibilidad pagando el seguro de traslado que ofrecen. El trámite que firmen las partes debe especificar los límites que cubre y si hay alguna condición especial por determinado artículo.

La compañía que decidas seleccionar para tu mudanza debe cumplir mínimo con estos puntos, para que el cambio de un inmueble a otro no se convierta en una pesadilla.

Mudanzas en Zaragoza

Una situación que implica caos, es cambiarse de casa. Por suerte podemos dejar esta tediosa tarea en manos de empresas especializadas en mudanzas en Zaragoza como mudanzas-zaragoza.com. Claro, usted puede vigilar de cerca el procedimiento y participar en la ejecución, si así lo desea.

Cuando se contrata a una empresa puede especificar que ellos se encargarán de todo, desde el embalaje hasta la descarga; aunque también es posible que esa parte de guardar en cajas los objetos más preciados, quede en manos del cliente, por lo menos aquellos artículos con valor sentimental.

mudanzas en zaragoza

En la fase preparativa se define de quién será la responsabilidad del empaquetado y desempaquetado. Si usted es de los que prefiere ocuparse de ello, entonces siga estos consejos que ofrecemos desde Mudanzas Zaragoza.

Haz más simple la mudanza

  • No espere el momento, con suficiente antelación consiga cajas de cartón, cinta de embalaje, tijeras, mantas, etiquetas, marcadores, etc.
  • Comience a empaquetar por habitación, así evitará desorden en toda la casa.
  • Es mejor iniciar e identificar bien lo que son artículos de valor (económico y emocional) y separarlos del resto. Igual con los medicamentos, pues estos últimos seguro los utilizarás pronto y es mejor tenerlos ubicados.
  • Para etiquetar use frases claves como “baño”, “cocina”, “limpieza”, “sala”. Procura que las cajas tengan identificador o rotulado por todos lados, señalando a qué habitación pertenecen, para que al momento de desempacar sea sencillo.
  • Lo que menos uses debería empacarse de primero, mientras que lo más usado va de último para que al abrir las cajas quede encima y no sufras buscándolo.
  • Lo recomendable es trabajar por áreas de la casa y no mezclar; así cuando la mudanza arribe al nuevo hogar, se bajará en una misma área todo lo que vaya junto.
  • Las habitaciones del nuevo sitio también deben tener algún indicador, por ejemplo una letra que coincida con lo señalado en las cajas. Es una manera de saber que el paquete irá directo a la recámara que corresponde. Si la descarga será hecha por una empresa, esta recomendación es de gran ayuda.
  • Arma un listado de la cantidad de cajas, previamente identificadas, para que sepas cuántas llevas y qué puedes buscar en cada una.

Parece tedioso, pero es una forma de organizar el proceso. Si deseas ahorrar este trabajo invierte un poco de dinero. Recuerda que siempre puedes contar con el servicio de Mudanzas Zaragoza.

Sí es posible: Mudanzas económicas

Es probable que no exista algo más tedioso que cambiar de casa u oficina, por todo lo que implica llevar muebles y enseres de un lado a otro. Pero una manera sencilla de hacerlo es invirtiendo en una empresa que ofrezca este servicio.

Dependiendo del volumen de cosas a transportar, distancia y otros factores, se establece el precio. Pero siempre hay maneras de hacer mudanzas económicas y eficientes.

mudanzas economicas

No significa que el cliente debe hacerlo todo por sí solo, sino que aplicando una que otro consejo  abaratará el coste.

Claro está, tanto la compañía de mudanzas como el contratante harán su mejor esfuerzo para que el negocio resulte sin contratiempos y al final ahorres algunos euros.

Consejos para minimizar precios

Es básico que antes de pedir un presupuesto limpies la casa, porque habrá una inspección técnica en la que esos objetos que no necesitarás en la nueva vivienda ocuparán espacio y engañarán la vista del perito, engrosando el precio de la mudanza.

¿Consejos? Regala o dona lo que no uses, ten la casa limpia o lo más despejada posible, lleva en tu coche objetos que no pesen o sean pequeños.

Dentro del servicio ofrecen el embalaje, pero para mudanzas económicas es mejor que te encargues de ello. Busca cajas, mantas y bolsas para que guardes lo que se va en el camión.

También puedes guardar algunas cosas en los cajones o gaveteros, así ahorras espacio y por ende volumen. Eso sí que no sean artículos frágiles que fácilmente se rompan en el trayecto.

No improvises, planifica la mudanza

El montaje y desmontaje de mobiliario es algo que hace menos caras las mudanzas, si el usuario se encarga de ello. Sabemos que la idea es que no te canses en el proceso, pero si quieres pagar poco, entonces toca que colabores subiendo y bajando las cargas.

Nada de esto es improvisado; por el contrario, todo tiene que acordarse con suficiente antelación con el prestador de servicio y quedar asentado en el contrato.

Una alternativa que sin dudas ayuda, sobre todo cuando el presupuesto no da para tanto, es preguntar por las mudanzas compartidas. Aplica cuando no son tantas las cosas a trasladar. Consiste en apuntarse en lista hasta que surja otro cliente interesado en pagar por la misma modalidad.

Pareciera que las opciones no significan relajación durante la mudanza, pero el trabajo en equipo con la compañía contratada alivia un poco el golpe económico.

Mudanzas y portes

Mudanzas y portes no son lo mismo. Cuando un cliente solicita alguno de estos servicios suele confundirlos, pero al momento de saber los precios se marca la diferencia y comienzan a esclarecer las dudas.

Es común que crean que ambos términos hacen referencia a un mismo trabajo, pero en realidad las mudanzas incluyen la carga, embalaje, protección de los objetos, chofer, cuadrilla para descarga y otras condiciones que no están añadidas a los portes.

mudanzas y portes

Estos últimos se refieren únicamente al transporte de la mercancía que no es tan voluminosa como las mudanzas; de hecho, solo va el chofer del vehículo y este no se ocupa de bajar los muebles y ubicarlos en el destino.

De ahí que uno sea más costoso, porque implica mayor trabajo, personal y esfuerzo físico. En los portes no se trasladan más de cuatro objetos, en cambio las mudanzas llevan todo los enseres que hay en una casa, oficina o negocio. Claro, el monto también es definido por las características de los productos a movilizar.

Coincidencias entre mudanzas y portes

Generalmente en el mundo de las mudanzas ambos términos se mencionan por los clientes sin establecer distinción alguna.

Es importante tener en cuenta que no se trata del mismo trabajo, porque si solicitamos una mudanza y realmente lo que queremos es un porte, el presupuesto que recibiremos distará por mucho de lo que imaginamos.

En mudanzas y portes las empresas deben contar con los permisos y reglamentación requeridos por las autoridades de tránsito; además, el personal -en ambos casos- tiene que estar capacitado para el manejo de objetos y también es esencial que disponga de la flota de vehículos acordes para la mano de obra.

El medio de transporte variará, lo que sí es que en los dos escenarios hay que cerciorarse que incluyan el seguro de la mercancía y una hoja de reclamos por si se suscita alguna incidencia en el trayecto.

Pague solo lo que cuesta

Para trasladar gran o poca cantidad de muebles y otros enseres, apoyarse con personal experto ahorrará dolores de cabeza y restará el cansancio que queda tras esta tarea.

Antes de cerrar contrato evalúa la cantidad de objetos a mover, así sabrás si lo que conviene es pagar por un porte o si se trata de una mudanza.

A veces, por desconocimiento y falta de asesoría, los clientes terminan costeando más de lo que vale el traslado de pocos artículos.